El employer branding o marca empleadora

Cuando escriben un articulo o un libro sobre una materia concreta, esta está de “moda”.


Las palabras "Branding" o "Marca" llevan estando de moda ya desde el principio de los tiempos. En esos ese momentos era algo totalmente nuevo y a lo que las empresas aspiraban Se hablaba de Coca-Cola o McDonald’s como las marcas aspiracionales del branding, ya que eran las más reconocidas. Las marcas se pusieron las pilas en 1950, y aprendieron la importancia de tener un nombre reconocido, de tener presencia y de captar al consumidor. Desde entonces se habla de la importancia del color, la tipografía y lo que comunican… También se han vendido procesos de rebranding estratégicos por miles y miles de euros, por ejemplo: el famoso rebranding la famosa evolución de la marca Correos.


En 1997, vino la ola de la marca personal o personal branding, impulsada por Tom Peters tras escribir un artículo sobre el tema para Fast Company. La marca personal simboliza el hecho de que tú como persona también eres una marca, y si sabes aprovecharlo de manera adecuada puedes generar mucha influencia, dos ejemplos: Gary Vaynerchuck o Tony Robbins. Años más tarde nació el concepto de marca personal 2.0 que viene a ser lo mismo pero enfocada en el mundo digital y en plataformas como LinkedIn, Instagram, Youtube…


Últimamente el tipo de marca que está más y más de “moda” es la marca empleadora o el employer branding. El primer libro sobre ello salió en 2005, y trata sobre la reputación que tiene tu empresa como empleadora y la propuesta de valor que ofreces a los empleados. Esto es muy relevante porque todas las empresas están compitiendo por atraer el mejor talento y retenerlo, así serán capaces de lograr esos grandes retos complejos que tiene como objetivos. Existen pocos casos de éxito en este ámbito -atrayendo y reteniendo talento-. Algunos ejemplos de grandes marcas empleadoras son Google o Inditex.


#employerbranding #marcaempleadora